domingo, 30 de octubre de 2016

Al final, solos...

Se repite la historia
y solo me tengo a mi,
con una laguna 
de lágrimas
que no quieren salir.
Se repite la historia
y tengo 
un diamante azul
en la punta de mi lápiz.
Nacemos solos
y morimos,
porque estamos solos.
Tenemos acompañantes
en el camino,
que nos hieren,
nos odian
y nos quieren;
pero dentro,
sobre el corazón,
hay un agujero,
que esta vacío,
que no se llenara.
Al final,
estamos solos.