domingo, 20 de diciembre de 2015

La muerte dura la eternidad

Silencios que permitirían
escuchar incluso
la caída de una aguja de metal.
Corazón roto en mil pedazos
cuyo vacío, ahora está expuesto
al mundo entero, en solitario.
Si te mueres jóven,
te quedas jóven para siempre;
pero también la muerte,
duraría la eternidad.
Existen dolores
que parecen nubes;
pero su dureza,
se asemeja a los diamantes.
Al fin y al cabo,
el aire no es
como me lo prometieron;
pesa mucho
y es cada vez más difícil
de respirar.