martes, 27 de octubre de 2015

Gotas de vino como lluvia de sangre

Gotas de vino
que resbalan por las ventanas
como lluvia de sangre.
El amanecer está cerca
y quedan pocas horas
para que el cielo
se convierta
en algodón de azúcar
de sabor a uvas.
Las casas se convierten
en invisibles por la noche
y transparentes por el día.
Las calles están llenas
de broches con brillantes;
pues cada pájaro,
deja caer uno nuevo al pasar.
Gotas de vino
como lluvia de sangre.
El pueblo quedó deshabitado,
al convertirse la sangre de sus habitantes,
en vino del color de las rosas.
Cada broche es un alma

que busca su fin.