sábado, 3 de octubre de 2015

Existimos y pasamos

Cuando despiertas y llueve;
parece que el cielo llora.
Pero realmente, no lo hace.
No llora, porque no puede llorar.
Es imposible que llore
porque el cielo es incapaz de sentir.
Simplemente existe.
Existe y pasa,
como nosotros.
Existimos y pasamos...
Luego caemos en un pozo sin salida,
porque pensamos que el cielo puede llorar.