viernes, 25 de septiembre de 2015

Tus dedos estarán en llamas

Te encuentras junto al pozo;
sin embargo,
no consigues llegar al agua.

Lo intentas,
pero el agua se esconde de ti.
Te quieres marchar;
pero ya no encuentras el camino.

Ha desaparecido,
todo ha desaparecido.

Y mañana,
tus dedos estarán en llamas,
pero no te darás cuenta,
porque tú también desaparecerás.

Va a nevar, y volverás a aparecer,
pero no puedes hablar,
queriendo, en realidad, gritar.

Te has convertido en hielo,
pero tus dedos...
ellos siguen estando en llamas.