domingo, 30 de agosto de 2015

Calles de Madrid

Por las calles de Madrid iba ella,
cuando de repente fue asustada
por la tormenta.
"¡Curioso!" escuchó.
Crear una falsa realidad,
sin sentirlo.
La tormenta no existe.
Suena la campana de la literatura.
De repente, canto de ópera.
Zarzuelas como mezcla
de canto y de habla.
Ilusión al ver estrellas fugaces.
Y en fantasía quiere vivir,
la forma de otros seres adquirir.
Sentir cómo se sienten
y darse cuenta, de que mienten.
No ellos, pero sus creadores,
al crear algo no existente.