lunes, 6 de julio de 2015

Para Beatriz

Un año más,
una ilusión nueva.
El agridulce sabor
de los días pasados,
es el que nos guía
en esta infinita ruta
paralela a lo que muchos
llaman vida.
Los límites, nos los ponemos,
somos nosotros, sí. 
Realmente es todo
un sistema matricial
relacionado de alguna forma.
Nos gusta pensar,
que somos algo grande
en este planeta
más enorme todavía;
cuando realmente,
si miramos las estrellas,
darnos cuenta nos tendríamos,
de que no somos nada,
siendo a la vez mucho. 
Porque puede que
en volumen, densidad, 
espacio y tiempo,
seamos hormigas
si nos comparamos 
con la luna;
pero cuando hablamos 
de ser algo grande para otros,
yo Beatriz, puedo hablar de ti.
Como muchos otros podrán hacerlo.
Ojos verdes que la paz misma transmiten,
sonrisas que de inquietud 
y tranquilidad simultánea viven.
Pero no nos olvidemos
de que esto es una felicitación
y que con estas palabras te felicito
con mi más honesto cariño.