domingo, 7 de junio de 2015

Río con sabor a vino

Ron pálido como su cara de asustada,
con deseo de bombones de licor de cereza.
Por su camino encuentra una piedra
de color oscuro, así, negrita.
Navegando por un río con sabor a vino,
acompañado de un trago de Bacardi.
El Martini en la estantería,
de recuerdo para su regreso.
Dos botellas de whisky, para la vuelta,
éstas no de recuerdo, sino para su sangre.
Pero tarde se da cuenta, de que de whisky,
solo le queda una.