miércoles, 18 de marzo de 2015

Relaja...

Relaja,
relaja la lluvia
y tranquilizan las gotas.
Caen, en monotonía.
Chocan contra el suelo,
y juntas forman
diminutos charcos,
cuya unión,
crea espejos sobre el suelo.

Relaja,
Relajan las nubes
y tranquiliza el -no- silencio.
Se mueven; corren y desaparecen.
Blancas e incoloras,
como el reflejo
que dejan sobre el mar.
Al fin y al cabo,
son gotas también.