sábado, 31 de enero de 2015

M de Meta

En algún momento de nuestra vida
nos tenemos que dar cuenta
de que el hielo corta.
Y si el hielo
es lo que nos separa
de nuestra meta;
tenemos que luchar
para que se derrita el hielo,
y no intentar romperlo,
cortarte,
que la meta se asuste
y se vaya corriendo
a buscar una nueva capa de hielo.