lunes, 10 de noviembre de 2014

Sin sentido

Algo tan grande como una almendra,
tan pequeño como la Tierra.
Algo tan rugoso como la seda,
tan suave como la piel de una salamandra.
Algo tan activo como un perezoso,
tan pasivo como la hiperactividad.
Algo tan transparente como la opacidad,
tan verde como un diamante.
Algo tan seco como el mar,
tan mojado como una roca.
Algo tan complejo como un triángulo,
tan simple como las raíces de un árbol viejo.
 Algo tan absurdo como nosotros,
algo tan fácil como un ser humano.
Algo tan sin sentido como este poema,
tan plausible como una persona.