domingo, 30 de octubre de 2016

Al final, solos...

Se repite la historia
y solo me tengo a mi,
con una laguna 
de lágrimas
que no quieren salir.
Se repite la historia
y tengo 
un diamante azul
en la punta de mi lápiz.
Nacemos solos
y morimos,
porque estamos solos.
Tenemos acompañantes
en el camino,
que nos hieren,
nos odian
y nos quieren;
pero dentro,
sobre el corazón,
hay un agujero,
que esta vacío,
que no se llenara.
Al final,
estamos solos.

sábado, 15 de octubre de 2016

Esa ola...

Quizás me perdí
aquella vez...
en el espejo que rompí.
Desde entonces,
ninguna palabra suena igual,
ninguna sensación,
ningún gesto,
ninguna mirada,
nada,
sigue igual.
Ha venido
una ola a rescatarme,
de la soledad,
pero ella,
a veces me estampa
contra las rocas
y la arena.
Y entonces vuelve,
ella, la soledad,
al sentir ese dolor
y deseo que la ola,
no dure mucho.
Pero también,
me ayuda a nadar,
a huir de la otra soledad...
Fue un fallo,
dejar caer
aquel espejo...

miércoles, 5 de octubre de 2016

¿Y si...

¿Y si
todas las gotas
se unieran
al caer?
Una ola
de agua triste,
bajando
desde el cielo.
Las nubes
dejarían
de llorar.
¿Y si
el agua
de los mares
se separase
en pequeñas
gotas?
¿Podríamos
aún nadar?

miércoles, 11 de mayo de 2016

Puedes...

Puedes tener la sensación,
de aguantar al mundo con tus manos.
Puedes tener la sensación,
de helarte en el agua.

Puedes estar mirando una pared blanca
y ver más colores que en un arco iris.
Puedes soplarle a una vela
y que siga la llama, en tus sueños.

Puedes dejar que te den los rayos de sol;
pero también puedes estar obstruyendo su camino.
Puedes estar encerrado en una gota de lluvia;
pero también puedes convertirte en copo de nieve.

Puedes encontrar fotos inexistentes
y volver a vivir esos momentos.
Puedes ser olvidado;
pero tú no puedes olvidar.

Puedes querer;

pero que a ti no te quieran.

lunes, 4 de abril de 2016

3 de corazones

Sueños armados
con recuerdos dañinos,
que al tocarlos con un simple dedo,
dejan una herida que sanará jamás.
Nubes de aire
que al llegar a la montaña,
se vacían igual que un globo.
Barajas de cartas,
pierden su utilidad
si falta una sola de ellas.
Una carta se pierde
y las otras dejan de vivir.
Esa baraja deja de existir
si no se encuentra
a una idéntica.
No importa si alguien
robó la carta
o si ella se fue sola,
porque pensaba
que como solo
era un 3 de corazones,
nadie la echaría en falta;
lo importante es,
que ya no sigue con las otras.
Y que ahora las otras
y nosotros
sí sabemos lo que
un simple 3 de corazones,
significa.